El PP de Getxo denuncia que las viviendas municipales protegidas de “Venancios” siguen y seguirán sin hacerse

El PP de Getxo denuncia que las viviendas municipales protegidas de “Venancios” siguen y seguirán sin hacerse

El portavoz del Partido Popular de Getxo, Eduardo Andrade advierte que existe una parcela pública dentro de la Unidad de Ejecución de Venancios, de la cual es propietaria el Ayuntamiento de Getxo, que se va a proceder a vender por un importe cercano a los 2,5 millones de euros para construir vivienda libre, y ello, cuando las viviendas protegidas, que deben ir ubicadas en la misma unidad de Ejecución, están sin hacerse.

Tal y como explica Andrade, el problema de lo anterior lógicamente, no es la venta en si de un terreno municipal, sino a que se va a destinar ese dinero. “Con el dinero que se obtenga de la venta de ese terreno municipal, se debe construir vivienda protegida, vivienda social pero no se hace”.

Para entender la problemática de la falta de vivienda y en concreto de vivienda social en Getxo, hay que retroceder casi 40 años atrás, 40 años de gobierno del Partido Nacionalista Vasco, en los cuales no se ha cumplido ni un solo de los Planes de Vivienda que ha existido.

Sin ir más lejos dentro del marco del PGOU, en el año 2009, PNV y PSOE firmaron un Plan de Vivienda que contemplaba la construcción de 1.299 viviendas sociales, de las cuales no se ha hecho ni el 10% de las mismas.

En resumen, lo que estamos viendo, explicándolo de una manera sencilla es que 1. Se construyen todas las viviendas libres, es el claro ejemplo de Venancios y 2. Los huecos de las viviendas sociales quedan vacíos, sin construirse.

Venancios no es la excepción, sino la norma general.

Esto mismo ocurre en Iturribarri donde hay 54 y 9 viviendas en diferentes bloques sin ejecutarse desde el año 2009. En Sarrikobaso ni una sola vivienda social ejecutada, desde el año 2011, Ormaza 119 viviendas sin ejecutarse desde 2018 y Comporte, otras 60 viviendas más sin hacerse desde 2018.

 Tal y como apunta Andrade, el equipo de gobierno anuncia a bombo y platillo las construcción de todas estas viviendas, con infografías maravillosas, renders y un largo etc, viviendas que acaban todas igual, las libres se construyen en dos días y las sociales no las ejecuta nadie.

 Son terrenos que tiene el Ayuntamiento para viviendas sociales pero que nadie ejecuta, en primer lugar porque hay que hacer un Plan de vivienda que tarda años y años en llegar y después porque ese Plan no se ejecuta.

De ahí que al hilo de lo anterior y conscientes de la problemática real que afecta a la vivienda protegida, los populares denunciaron, dentro del marco de aprobación del nuevo PGOU, que el equipo de gobierno quiere aprobar, que no se incluyan los planes de vivienda en el mismo.

Su postura es clara en cuanto a “Se debe incluir dentro del PGOU los planes de vivienda junto con los recursos y el destino de los mismos ya sea a través de una sociedad municipal de viviendas, vía Gobierno Vasco, o cualquier otra solución porque de lo contrario sería una farsa hablar de vivienda social., apunta Andrade.

Desde el PP insisten en que el problema no está en vender terrenos municipales a constructores privados, paras construir viviendas libres, el problema está en que una vez hechas esas ventas, el dinero que se recibe no se lleva a construir vivienda protegida.

Andrade concluye,“ Se han vendido por parte del Ayuntamiento, 5 parcelas en Kortiñe, 3 parcelas en Aixerrota, y en Goñibarri lo mismo, eso sí , si preguntas donde se ha llevado el dinero de lo anterior, se ha llevado a comprar sillas para el Antxoki, al ascensor del Antoxki y así suma y sigue. El dinero que se obtiene de la vivienda tiene que ser destinado a vivienda”

 

Por todo lo anterior, desde el PP denuncian el incumplimiento reiterado de los Planes de Vivienda por parte del equipo de gobierno e instan al anterior a destinar el dinero de la venta de la parcela cuya propiedad ostenta en la Unidad de Venancios a construir la vivienda social correspondiente en la misma.